Gareth Southgate jugará a la ruleta rusa si elige a Wilshere

Esa tontería dejó de ser eliminada una vez que Southgate convirtió en una prioridad la eliminación gradual de Wayne Rooney, el jugador en torno al cual se había formado el equipo nacional de Inglaterra durante la década anterior. Theo Walcott descubrió que había sido expulsado con una llamada telefónica en la mañana de su cumpleaños número 28 y Chris Smalling fue expulsado de la base por la base, como dijo Southgate de manera tan contundente, que Inglaterra necesitaba defensores centrales que pudieran salir adelante. atrás. Smalling ha ayudado al Manchester United a acumular la mayor cantidad de partidos en la Premier League, pero eso, en lo que respecta a Southgate, no corta hielo.No piense ni por un segundo que detrás del Bwin mejores ofertas de bono de apuestas comportamiento educado, la corbata perfectamente anudada y los toques suaves, el gerente del equipo de Inglaterra teme hacer las grandes convocatorias.

Todo lo cual puede ser útil para los próximos días, con su escuadrón para la Copa Mundial que se anunciará el miércoles, si es necesario hacer preguntas difíciles sobre si todavía es posible imaginar que Jack Wilshere puede ser la pieza central del proyecto.

Podría ¿Alguien se sorprenderá si Wilshere tiene que ser liberado? Decepcionado, sí, cuando las opciones de Inglaterra en el mediocampo central nunca tendrán una sobredosis de optimismo. ¿Pero sorprendido?Esa es una cuestión completamente diferente, cuando Wilshere es tan notoriamente frágil que elegirlo sería arriesgarse a una posible no presentación.

Roy Keane, un experto en televisión cuya falta de bromas no debe ocultar el hecho de que está Las actuaciones aéreas normalmente implican una realidad dura y fulminante, ya parece haber tomado su propia decisión, con varias diatribas sobre la forma en que Wilshere ha estado “a la deriva” durante demasiado tiempo.Según Keane, el debate ya no se trata solo de la condición física de Wilshere, sino más bien de si el mediocampista del Arsenal ahora debe considerarse como “el jugador más sobrevalorado del planeta”. Paul Wilson Leer más

Sobrevalorado o no, Wilshere siempre tendrá un fanático devoto que recordará los días en que fue capaz de dar forma a los partidos de fútbol de Bwin bonos de las casas de apuestas élite y los momentos más felices cuando fue fácil defenderlo como el gran esperanza, el diamante de su generación.

Pero luego, por supuesto, las lesiones se afianzaron, y considera lo que sucedió cuando Southgate lo llamó a los amistosos de Inglaterra contra Holanda e Italia en marzo. Fue el primer llamado de Wilshere desde esa actuación de zombie para el equipo de Roy Hodgson contra Islandia en el Campeonato Europeo.Entrenó, se sentó frente a la prensa para decir lo contento que estaba de regresar y prometió que, esta vez, se sentiría mejor que nunca. Los titulares se escribieron y luego, el día en que el equipo tenía que volar a Ámsterdam, un viejo problema de rodilla estalló y se retiró.

Si eso fue un hecho aislado, si no fue parte de un patrón más amplio y tan predecible, podría pasarse como nada más que un momento desafortunado. Lamentablemente para Wilshere, fue parte de una narrativa que ya lo habría eliminado del pensamiento de Southgate si no fuera por el hecho de que la rotura de los ligamentos de la rodilla de Alex Oxlade-Chamberlain ha dejado a Inglaterra aún más dispersa en el medio campo de lo habitual.

< p> Southgate, después de todo, sabe por experiencia personal lo perturbador que puede ser cuando un jugador clave se pierde por una lesión en un torneo importante.En la Copa Mundial de 1998, comenzó el primer partido de Inglaterra contra Túnez junto a Sol Campbell y Tony Adams en una defensa central de tres hombres. Al día siguiente, el escuadrón voló de regreso a su base en La Baule en Bretaña y tuvo un calentamiento en sus lanzamientos de entrenamiento. Southgate usualmente usaba correas alrededor de su tobillo porque había sido debilitado por lesiones anteriores. En esta ocasión, no lo consideró necesario porque estaba destinado a ser sólo un trote ligero, nada más. Luego David Batty pateó una pelota perdida en el aire y Southgate, olvidándose de sí mismo, fue a controlarla, se torció el tobillo y sintió que se le iban los ligamentos.No necesitaba una radiografía para conocer el diagnóstico. “Fuera de la Copa del Mundo debido a la lesión más estúpida que se pueda imaginar”. Facebook Twitter Pinterest Gareth Southgate (izquierda) consuela a David Batty después de la salida de Inglaterra de la Copa del Mundo de 1998. Batty falló la penalización crítica, como Southgate en la Euro 96. Fotografía: Tom Jenkins para The Guardian

La angustia de Southgate ese día se agravó por la falta de sensibilidad y la memoria de Glenn Hoddle, sentado desconsoladamente en el autobús del equipo, de escuchar a su manager repetidamente gritando: “¿Qué estabas haciendo?” frente a todos los demás jugadores. “Las circunstancias de la lesión afectaron a Glenn”, dijo Southgate más tarde. “Me devastaron. Toda mi vida había trabajado para llegar al escenario mundial, para demostrar que podía hacerlo al más alto nivel.Esta fue mi oportunidad de cambiar mi epitafio internacional, de darle al público algo que podría haber estado al lado de la falta de la pena [Euro 96]. Y ahora se había ido “.

Igualmente, quizás ahora Southgate está a cargo, confiando en la aptitud de sus jugadores y queriendo construir un sistema reconocible por su cuenta, él entiende mejor por qué” todo lo que Glenn pudo pensar Era el agujero en su costado y la probabilidad de tener que pasar de tres atrás a cuatro atrás ”.

Southgate no regresó a casa desde Francia. Se quedó en el campamento de Inglaterra y trabajó servilmente para ponerse en forma nuevamente, incluyendo sesiones tres veces al día con los fisioterapeutas del equipo. Le dijeron que la lesión generalmente tomaría cinco semanas de rehabilitación.Estaba de vuelta a los dos y llegó a un suplente en Saint-Étienne cuando Inglaterra tuvo su tiroteo de penalización contra Argentina.

Wilshere, por otro lado, no hace remontadas casi milagrosas de las lesiones que han saboteado. su carrera. Además, hay pruebas abrumadoras de que el efecto acumulativo ha disminuido drásticamente su capacidad para influir en los juegos.

Wilshere ha logrado 10 actuaciones de 90 minutos para el Arsenal en la Premier League esta temporada, aunque solo dos desde el 20 de enero. La temporada pasada, hubo 15 en préstamo para Bournemouth y, antes de eso, la última ocasión fue en septiembre de 2014. Para Inglaterra, solo lo ha logrado seis veces.En promedio, cada una de sus actuaciones en una carrera internacional de 34 partidos ha durado 56 minutos.

En contra de todo esto, todavía existe el hecho inquebrantable de que, de vez en cuando, hay algunos indicios que sugieren que Wilshere puede Sigue siendo una fuerza creativa. Es por eso que, de todos los dilemas de selección para Southgate, esta podría ser su elección más difícil antes del anuncio del miércoles. Pero son solo flashes.Wilshere tiene que ser vulnerable y, independientemente de lo que decida Southgate, es difícil evitar la realidad, por más triste que sea, que el hombre en cuestión probablemente nunca será el jugador que el fútbol inglés quería que fuera. Seguramente, la FIFA debe ver que dos voces ¿Son más fuertes que uno?

Ese fue un buen discurso que Jürgen Klopp pronunció, en ausencia, en la cena anual de la Football Writers ‘Association y particularmente impresionante por sus elogios a Rhian Brewster, el delantero del Liverpool, por su decisión final. Diciembre para hablar públicamente sobre los diversos incidentes de presunto abuso racial que había encontrado en su joven carrera futbolística.

“Durante los últimos 12 meses, Rhian se ha establecido como uno de los prospectos más interesantes en el fútbol inglés”. Klopp dijo. “Él ha crecido y ha aumentado su estatus en Liverpool.Ganó la Copa del Mundo para tu país a su edad. Ganó la Bota de Oro en ese mismo torneo. Hizo que su familia, sus amigos, su club y su país se sintieran orgullosos. Pero estaba lejos del campo de fútbol, ​​y en cambio en las páginas de un periódico del Reino Unido, donde Rhian tuvo un impacto aún mayor en el juego que todos amamos “.

Es cierto que estoy un poco sesgado en estos pensamientos, como el periodista Rhian pidió que contara su historia, pero Klopp tocó la nota correcta cuando lo describió “como frustrante y deprimente, ya que es inspirador y edificante”, que tomó a un chico de 17 años, como Brewster era entonces, para hable con la esperanza de avergonzar al deporte para que haga algo al respecto.

Con suerte, en el proceso podría haberle dado a las autoridades de fútbol una sacudida necesaria.Sin embargo, no es fácil ser claro sobre este último punto.

Uefa decidió que no había pruebas suficientes para continuar con su queja sobre un jugador del Spartak Moscú de un empate en la Liga Juvenil de la Uefa. Puedo entender eso, y lo esperaba, sobre la base de que era la palabra de un niño en contra de otro. Sin embargo, menos aceptable es que la FIFA ofrezca la misma excusa de “evidencia insuficiente” de un incidente en la final de la Copa Mundial Sub-17 cuando no fue solo Brewster sino su compañero de equipo Morgan Gibbs-White quien informó sobre un oponente español. Esa es la palabra de dos chicos contra otro, y pruebas contundentes, usted o yo podríamos asumir. O en el idioma de Fifa: sigue adelante, no hay nada que ver aquí.